Un poema de Sylvia Plath

 

LOS EMISARIOS

¿La palabra de un caracol en el haz de una hoja?
No es mía. No la aceptes.
¿Ácido acético en una lata precintada?
No lo aceptes. No es auténtico.
¿Un anillo de oro con el sol engarzado en él?
Mentiras. Mentiras y pesar.
Escarcha en una hoja, el caldero
Inmaculado, hablando y vaticinando
Sólo para él en la cima de cada uno
De los nueve Alpes negros,
Turbulencia en los espejos,
El mar pulverizando el suyo de color gris.
Amor, amor: mi única estación.

4 de noviembre de 1962

*

Sylvia Plath, “Poesía completa”, Bartleby Editores, Madrid 2008. Traducción y prólogo de Xoán Abeleira.

Los poemas de Horacio E. Cluck en El orden olvidado de las palabras 6

 

El verdadero enojo discurría
en aquellos árboles terribles
donde un hombre colgaba sin edad,
como nosotros.
Hubo una ocasión de emboscados acechando
el peligro, y apenas sus dedos aferraban
la ternura todo fue estrecho,
erróneamente discontinuo.
Un día volvió para contar la sombra
del roble que cobijó tanta soledad
y era muy tarde,
y era muy niño quien contaba el gesto
amoratado, ya sin gloria para siempre,
del Terroso.
Jamás el bosque conciliará las brumas
y el musgo de aquel cuerpo que jugó
con los soldados
a ser nuestro pasado cruel que miras,
con desprecio y desgana.

 

“Los poemas de Horacio E. Cluck”, Huerga y Fierro Editores, Col. La rama dorada, Madrid 2017. Prólogo de Andrés González.

*

Gracias, Angelina.
https://elordenolvidadodelaspalabras.blogspot.com/2020/01/el-verdadero-enojo-discurria.html?spref=tw