21 poemas de amor

VIII

Puedo verme a mí misma años atrás en Sunion,
dolorida, con un pie infectado, Filoctetes
con forma de mujer, rengueando por el largo sendero,
recostada en un promontorio sobre el mar oscuro,
mirando las piedras rojas abajo, donde una espiral
de blancura me decía que había golpeado una ola,
imaginando el tirón del agua desde esa altura,
sabiendo que el suicidio no era lo mío,
pero todo el tiempo cuidando y midiendo esa herida.
Bueno, se terminó. La mujer que atesoraba
su sufrimiento está muerta. Yo soy su descendiente.
Amo la cicatriz que me legó,
pero de acá en más quiero seguir con vos
luchando contra la tentación de hacer del dolor una carrera.

.

(I can see myself years back at Sunion, / hurting with an infected foot, Philoctetes / in woman’s form, limping the long path, / lying on a headland over the dark sea, / looking down the red rocks to where a soundless curl / of white told me a wave had struck, / imagining the pull of that water from that height, / knowing deliberate suicide wasn’t my métier, / yet all the time nursing, measuring that wound. / Well, that’s finished. The woman who cherished / her suffering is dead. I am her descendant. / I love the scar-tissue she handed on to me, / but I want to go on from here with you / fighting the temptation to make a career of pain).

.

Adrienne Rich, “Veintiún poemas de amor”, Postales Japonesas Editora, Córdoba-Argentina 2015. Versiones de Sandra Toro.

Anuncios

2 comentarios en “Veintiún poemas de amor, de Adrienne Rich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s