cielo líquido Lola Andrés

Entra la claridad con escamas
de ardor desmesurado.

El pantano se encoge.

Hay un cesto vacío.

Como escupe un anciano su sequía,
como intenta el pulmón libar la propia sangre,

miro.

.
Digo afecto, no amor.
El afecto de un perro que se anuda a la siesta.

Y así deambular.

Llegar a cualquier índice perdido. La sed
fractura el cuerpo pero ordena la búsqueda.

Sueño la lejanía.

En mí palpo la fragua de los años.
Con el ansia, sueño, de limpiarme
los ecos de la intranquilidad.

Esta aspereza inmunda que siempre me avergüenza.

El afecto de un perro llagado a la intemperie.

Digo voces de mí.

Digo ya basta.

.
Lola Andrés, “Cielo líquido”, Amargord Ediciones, Col. Helado de Mamey/Punto verde, Madrid 2015. Prólogo de Anacleto Ferrer.

Anuncios

2 comentarios en “Dos poemas de “Cielo líquido”, de Lola Andrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s