aullido Paloma Corrales

(desde la herida)

descenderme
con los árboles cerca
a otra madrugada

reescribirme
como verso abundante
en las raíces

escuchar el instinto
su luz violada.

.
(restar)

tener a mano un árbol
rehacer la escritura con raíces y ramas
con música
con hambre
con los nombres perdidos
que lo contienen todo

con el beso perenne
de la madre que espera
al hijo que no está
que ya nunca estará

con el revés del mundo
donde los niños muertos caminan
por palabras llevadas

rehacer la escritura
como una resonancia del útero
con el dolor
el terrible dolor
de lo sustraído.

.
(post mortem)

si todo es prescindible
qué rara esta belleza fría
de lo desposeído

hay nieve en el cajón
junto a tus guantes.

.

Paloma Corrales, “Celebrar el aullido”, Isla de Siltolá, Col. Tierra, Sevilla 2015. Prólogo de Julio Castelló.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s