Viene de lejos la esperanza
Es una bala perdida
en busca de un alma perdida.
Hay quien huye de ella.
Hay quien la busca.
Hay quien la encuentra
absurdamente
como una miga de pan
o un diente de leche
en la orilla de un río
que no existe.

.

Creo en la orilla detenida
en los pájaros del amanecer
en las ramas secas del olvido.
Creo en el barro mojado de la linde
donde la corriente sabe del mundo
y lo gana con melodía y paciencia.
Creo en el espejo traspasado del mar futuro
y en el clamor de las barcas rotas
creo en las bocinas de los barcos
y en mis manos grandes en tu rostro:
Otra mañana flota espesa ya
junto a la quieta orilla que habitamos.

.

Pablo Javier Pérez López, “La orilla detenida”, Editorial Manuscritos, Madrid 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s