36

Quisiera
que aquel primer
día
del mes de los muertos
se repitiera siempre
en mi biografía.
Siempre
para volver a la misma mesa.

 

38

Me he dado cuenta
que paseo
sobre la planta de una mano boca arriba.
Los surcos de tiempo
me acercan
serios
al umbral de la eterna mirada.
Encerrado en su corazón
me alimento
de páginas blancas
de pan
y de palabras.

.
Fernando Vallejo Ágreda, “Primavera en noviembre”, Zaragoza 2014. Prólogo de Domingo Buesa Conde. Ilustraciones de Rubén del Pino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s