Portada chica chispa rudimentaria

8

Una vez dentro de la caja de ascensores, hombre G analiza todas las cláusulas resolutorias concernientes a la ubicación de la estatua que todavía no han comprado.

Mantienen estrechas relaciones unos con otros, pero ante la ausencia del príncipe de Baviera se deshacen los vínculos como si el luto los monopolizase como individuos aislados. Así el hombre chispa y hombre G dejan a un lado su hermandad y se tratan igual que dos extraños.

De coincidir en algo, será en un punto geográfico lejano, de coincidir será de pasada, quizá en Zambia o más allá, piensa el hombre chispa.

.

37

Ella es inteligente. Deja el servicio de cajería y se va a los eventos que considera importantes. Chismorrea. Sí. Es una cotilla. Cotillea y hasta espía los pasos olvidados sobre las maderas de los salones. Otra ella intenta averiguar qué hace con tanta información.

Seis minutos, ocho minutos… y descubre que es la cabaña del poblador.

.

MJ Romero, “Chica Chispa”, Eolas Ediciones, Col. Eria, León 2015. Prólogo de Isabel Mercadé.

Anuncios

6 comentarios en “Dos de “Chica Chispa”, de MJ Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s