revista la bien cercada número 31
DESPUÉS DE CONTARLO se desprecia
por haber incumplido, con serenidad
y desparramadas flores sin aroma,
la grafía de su deseo,
mar de olas aterradas que sobre él
camina a ciegas y lo empuja a su fondo.

En los labios se despliega
un atardecer de febrero y su boca
ha chupado el cabello y la sangre
que el amor pronuncia impunemente,
así la maravilla
del cuerpo entregado por azar
a los vilanos.
Ha preferido romper la imagen inaudita
del cautivo que manosea los muslos
de ese niño sin ojos.

Ya no duerme más, pregona su culpa
en los jardines con su glande
exagerado, y teme a los guardias.

.
Mi contribución para la revista ÁLORA, LA BIEN CERCADA, n.º 31, diciembre de 2014

Anuncios

2 comentarios en “En Álora, la bien cercada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s