EL POETA REMITE A SU AMADA CORCÍSIMA UNA TREMENDA REFLEXIÓN QUE NO PUEDE SER VERDAD
(A IMITACIÓN DE ASDRÚBAL JORGE DE LAVIANA)

Más te valdría no haber divisado esa sombra.
Incautos y veloces asesinos te arañarán los ojos
rodeada de luz, descubierta de par en par a la cordura,
inerte como una réproba sentencia que se olvida
y después se desvanece en el tiempo abultado.
Ahora ya estás en lo profundo de la tarde.

El que todo lo ha visto, ese dios de ceniza
saliendo del baño en un rosa albornoz, mide tu silencio.

Grandísimo ladrón, le dices tibiamente a la cara,
una no puede quitarse los pantys sin que tú
abras la puerta y dejes marchar, espantado, al gato.
Pobre mujer que ahora tose y enloquece.
En la vieja foto la niña que aún eres juega con su tío,
tan a sus anchas el mundo que esperaba,
o no era eso lo que tendría que decirte.
No era tampoco el aliento del tahúr deforme
ante tus brazos, que te quiere, grrr, menuda melopea…

— Para la estudiosa María, cuyo mayordomo yace en el rabanal y sin abrigo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s