ORDENANZA

El cartel se alza un metro sobre el suelo, lleva un anagrama oficial:

“Prohibido beber de las fuentes”.

La estrategia de la autoridad funciona. Unos dejan allí mismo el recuerdo del abuelo. Diez minutos después hay un libro de filosofía, un cuadro original, huesos cosidos con alambre de una especie extinta, un mapamundi de cuando el mundo posaba.

Cuando el montón impide ver la estatua ecuestre, llegan las máquinas. Unos funcionarios visan la tarea, media docena de inspectores supervisan a los funcionarios. Dos oficiales vigilan la correcta clasificación de los objetos dudosos. El piélago del vacío con los
tetrabrikes. La honestidad del voto al contenedor de materia orgánica. Esa urna con cenizas apellidadas bastará con abrirla y esperar a que perros muy viejos, gatos muy fotogénicos, vacíen sus vejigas.

El parque se va llenando de niños educados desde ayer. No saben qué hacer con los columpios, ni les causa emoción la avioneta, con anagrama oficial, que les sobrevuela.

.
Julio Obeso, “Inminencias”, Tigres de papel, Madrid 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s