OLLEIR / LOS VERANOS DE MELANCOLÍA

El verano aquí se pierde y se dispersa en las acacias,
en las piedras que susurran
a través de un tiempo que se olvida besos y caricias de otra edad
bañada de silencio, plegada para siempre.
El verano en este nombre es una pátina de alcohol,
un camino casi verde donde las muchachas y los muchachos juegan
a alejarse.

El verano es un río inflado de frescura
donde los niños pueden ahogarse sin peligro y correr
en las espinas sin dolerse, inmarcesibles ya como los vencejos,
ocultos un poco entre la pólvora de sus armas de madera.
Pero en ocasiones la nostalgia de ti no me permite
fumar como quisiera
y hay amigos de vodka que me llaman
Ven y nos morimos
Ven y saltamos a la noche
El verano es soledad y música y mujeres que te observan
porque ríes, porque lloras.

El verano aquí es mi tierra más desconocida,
los ojos que nacen al deseo como prismas que vuelven y que vuelven,
las manos que apoyadas en la Piedra recuerdan tu cuerpo
cómo atravesaba paraísos, cómo se dolía de luciérnagas y luces
igual que el verano, idéntico a nosotros.

.

De “Labios de la locura”, Jueves Literarios, Avilés 1983

Gracias, Felipe J.

Anuncios

4 comentarios en “En el blog de Felipe J Piñeiro

      1. Simplemente es un reconocimiento al trabajo que muestra en su blog. Significa que me agrada lo que escribe y lo recalco públicamente.
        Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s