A la que falta portada

.

El Belmondo acoge un acto de presentación-lectura del nuevo poemario de Luis Miguel Rabanal

Por L. Castellanos | 07/11/2013

Luis Miguel Rabanal es una de las grandes voces de la poesía leonesa contemporánea. Tras ‘Variaciones (Total S. E. ú O.)’, publicado por la Imprenta Casado en 1977, ha ido rubricando una veintena de poemarios que dan cuenta de una obra literaria que queda completada con dos incursiones en el terreno de la narrativa: ‘Elogio del proxeneta’ y ‘Casicuentos para acariciar a un niño que bosteza’. Atado a una silla de ruedas y conectado al mundo a través de las nuevas tecnologías y, fundamentalmente, la literatura, Rabanal ha encontrado en la ironía y el humor vehículos idóneos para medirse a la realidad. Y si no ahí valga como ejemplo esa nota biográfica donde Rabanal, natural de Riello (territorio que ha dotado de un aroma fantástico y que ha rebautizado como Olleir), vincula su infancia a una banda de malhechores, Los petardos (“sembrando el oprobio y la iniquidad por muchos sitios y haciendo la vida imposible a los felices transeúntes del triste Camino del Ariego. Aquellas y otras historias fueron llevadas con posterioridad a la pantalla de la serie televisiva Jiménez y el burro, El curro de Jiménez, o algo parecido”), y reseña también los cursos “de liturgia y onanismo” en diversos centros “a los a los que, por desgracia, no pudo prender fuego en su momento”.

La poesía de Rabanal se nutre de muchas referencias propias y así ha sido también en su último libro, ‘A la que falta’, publicado por la editorial Origami, con prólogo de Ana Martín Puigpelat, epílogo de Javier Gil Martín y portada de Julia D. Velázquez. Aunque ya vivió una primera presentación en Riello durante el verano pasado, el bar Belmondo acogerá otro acto en torno al libro en el que participarán Eloísa Otero y Felipe J. Piñeiro y al que se podrá sumar también cualquiera que lo desee a través de un micro abierto, organizado para la ocasión para formalizar la lectura de algunos de los poemas del autor leonés. Aunque ya dedicó en 2008 un libro a la figura de su madre ausente, ‘Camineros, jícaras, verdugos’, Luis Miguel Rabanal ha insistido nuevamente en ello en ‘A la que falta’. ‘Cenizas’, ‘Daños’ y Desnevios’ son las denominaciones que reciben las tres partes en que queda articulado el libro “en el que difícilmente se entra y del que difícilmente se sale (como esos pasajes de la infancia, desnevios, que nunca llegan a abandonarnos del todo)”, tal y como ha escrito Javier Gil Martín en el epílogo para quien la intención de Rabanal es “la de ahondar en el dolor”.

De “libro valiente” califica Ana Martín Puigpelat el nuevo poemario de Rabanal, asegurando también que “contiene una escritura sincera, como la lluvia, como las huellas en la arena de la playa. Irrepetible. Genuina. Sólo un gran poeta puede hacer algo así”. “A pesar de las ampollas, seguiré releyendo estos poemas porque son necesarios, porque hieren de belleza y razón. Y después del daño, llega abril, deshace el hielo y crea la música otra vez. El paso despiadado de la vida”, conviene Puigpelat para la que “el poeta Luis Miguel Rabanal lleva ya libros intentando relacionarse con la muerte de la misma manera que se relaciona con la vida: a versos y tardes tormentosas. Porque muerte y vida son las dos caras de una misma moneda que lleva años de canto girando entre sus letras”

Anuncios

5 comentarios en “A la que falta en ileon.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s