EN ESA EDAD

Lo único que tiene la vulgaridad,
es que nos humaniza

Poeta Bululú

 

en esa edad donde
es temprano para morir
y demasiado tarde para matarte
en una desesperada búsqueda de la
eternidad

en esa edad indecisa,
en la que en los bares hay demasiada
gente,
eres más viejo que todos los héroes
y los niños te llaman señor

en esa edad de nadas,
con las ganas de cometer viejos errores
y descubrir un freno silenciado,
te sorprendes paseando, quién lo diría,
sin rumbo, por el placer de pasear,
dudando al mirar a las viandantes
si prefieres follarte
a las madres o a sus hijas

.

Jorge M Molinero, «La noche que llovieron impermeables», Editorial Origami, Col. La casa del pintor, Jerez de la Frontera 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s