.

SEGURO QUE NO ES POEMA

Es verdad que hay caminos que no conducen
a ningún territorio transitable y posible
aunque estemos seguros de que la crueldad
se aplica con sumo rigor en los bares.
Qué dulce saberlo.
Es verdad que los martes
se encargan de presentir por nosotros otra vida
más digna, más condicionada
por ti que sustituyes la realidad por ese musgo
barbitúrico y sanguinolento y pecado.
A saber quién está en lo cierto, si entregas
de noche al mejor postor una cabaña
repleta de hurones, si el cáncer que conoces
se adueña del impudor como un padre
advenedizo que visita y abre las tumbas
y en las tumbas se acuesta
más solo.
Qué fuego más lento.
Y es que ya están aquí los pordioseros, cruzan
las calles con la elegancia aprendida
en los colegios de la Obra, mojan con placer
las sucias aceras
o se apoyan en tu brazo porque tardas
en llamar por su nombre a las cosas.
Es verdad, hijo mío, que nadie te observa,
que nadie transige en tus ojos la mirada
que aseguras extrañar.
Si alguien pudiera esclarecerme
este caos, esta voz que me aturde
con su escayola pintada de almagre,
si se te antojase soportar esta arcada por mí.
Oh tú, viajero que yerras y yerras
y no te has tragado mi ipratropio, mi ambroxol.
.

Aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s