Cualquier mujer es útero sajado con gran delicadeza y arrojado luego al contenedor con una ligera delicadeza y quemado en crematorio sin ninguna delicadeza

Pide un buen cirujano de dedos de plata y de iris de fuego para el túnel que ya no es sangrado de ningún dios

Exige agudeza visual dentro de ti porque ya no hay cuervos sobrevolando los hospitales y los gorriones no alcanzan tan altos vuelos

La última cueva sagrada solo fue cobijo de piedras arenillas en los ojos los ojos plastificados de cualquier madre en el limbo de niños que no llegaron a nacer

Un mar de pirañas que devoren las excrecencias de los días como si fueran túmulos que no han de dejar pasar.

.

Tomado prestado de su blog.

Anuncios

2 comentarios en “Un poema de MJ Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s