Besos y lumbres
cada aniversario,
la piel que se desvanece
también contigo
pero sin ti, la sangre
al quemar hace daño.
Vuelves a decirlo,
nacen grietas en la casa
y no llega el sol,
en ciernes el que avisa
sin menoscabo
que han muerto.
Se seca el sudor,
se da la vuelta
y duerme.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s