.
El que no se detiene,
y se afana
en deslustrar la niebla
y únicamente consigue
anular sus pasos.
Aléjate de él,
indaga y escarba
en sus bolsillos.
Es el sabelotodo,
le preocupa tu flema
y tu dolor de boca.
El que jamás sonríe
el único que es único.
.

Anuncios

2 comentarios en “Poema del perdulario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s