.

PROTOCOLO 13 DD

Es la voz que flaquea y amortigua
chasquidos. La que sobrevivió
amenazando al responsable
arbitrario de los hechos.

Quien se encargaba de la dicha
nos hacía una seña.
Nos colmó de pústulas.
En el corredor era imperativo reír
con la máscara del torpe.

Ella jamás abandonaría
el cuarto, perderá para siempre
el apetito y la vergüenza
y eso que designan sin timidez
coraje. Ella jamás despertó
del sueño desatinado de los justos.

Los nuevos hermanos, la leche
del hervidor que se escapa, niños
pálidos al ver a los lobos
cruzar esa senda.

La carne que se corrompe
al amanecer, la carne
que se corrompe sin algarabía,
dulcemente
casi.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s