.

.
Las manos que ha extraviado
se representan mejor en un baúl
repleto de escorias.
Cuando más la acariciaba
de noche.

Atiende a su fatiga, se le agrietan
los párpados al sobrevenir la bruma.
El escalofrío es
la mirada del que regresa
sobre los ojos blancos.

Alguien reparó en su cuerpo
como si le diera pena,
el lecho exactamente vacío.

.

Anuncios

Un comentario en “Las manos que ha extraviado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s