Carlos B. Alegría solía repetir machaconamente en todas y cada una de sus conferencias que la tergiversación de lo sublime tendía a ser la única finalidad del discurso fragmentario… Pues cuánto nos alegramos por él. Añadir que Víktor Gómez -hermano de dolor, hermano de algunas afinidades otras- obsequia a este blogín con un poema de su libro inédito “Pobreza”, de 2011, y yo quedo, así sin más, como encantado.
 
También nosotros queremos estar
donde el tiempo dice la palabra umbral
De Poemas póstumos, Paul Celan
 
 

 

Para Arturo Borra

 
 
pero así el fuego se -arena y arena más aún- libera abrasando hierbajos, maleza,
serera, flores sin nombre; nosotros no noviamos; la ceniza; la cenicitada palabra;
hemos asumido el estrecho
:paso
 
un umbral y la vinculante sangre de sol surcada reafirmada así: rumorosa turba
hablamos –sin padres ni bandera- contra los pétreos y expectantes nativos                                                                                            
mar orilla grillos en el silvestre lugar: los heterotópicos… y se vuelve la frescura un son
no masticable que en la rozadura llaga a los balseros en su bautismo peninsular 
:no y no y no

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s