12 enero de 2011
 
Dicen de M que es frágil y es musa. La dibujan en la cama junto a hombres de nubes y esperma. La escriben protagonista de un cuento. La cantan melancólicos paseando por “calles grises, vacías”. La desvirgan, la reclaman bajo las luces de neón, la buscan entre el humo de los cigarros que ya no se fuman.
Algunos la abrazan. Otros la odian por fría, por altiva, por las noches de sexo monótono y  asexuado. F la observa desde lejos por inalcanzable y se pajea. J la instruye. A la quiere ver desnuda sobre la cama trapezoidal gimiendo como una perra, atada, bien atada a las letras de la cabecera. C quiere que admire su prosa punzante, picasiana.
Dicen de M que es imán, diamante en bruto, diosa, alfa y omega.
Todos dicen de M hasta que enferman de afonía por culpa del pequeño microbio fluorescente.
 
 
 
(Del blog de Mayte Blázquez Muñoz, altamente recomendable).

Anuncios

2 comentarios en “Mi vello púbico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s