EXCUSAS

 

 

No me importa admitir que me dejaste.

Hay algo gris y absurdo en esa  historia

de amor  en un fugaz momento en que te amaba: mi vida entera

que entonces no veía.

 

Y aunque escondo las gafas muchas veces

cuando leo tus ojos,

no te equivoques más

porque en aquel “te llamo”

perdiste para siempre el tren en que viajaba

-de incógnito, supongo-

tu oportunidad.

 

 

 

Esperanza Medina, “No recuerdo un invierno tan frío como éste”. Ediciones Trabe. Oviedo 2010

 

  

Anuncios

2 comentarios en “No recuerdo un invierno tan frío como éste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s