SUERTE

 

                                                      A Lorca Artigue Ballesteros

 

 

  Ojalá yo supiera mirar a la vida con su sonrisa de directora artística…

  Ella, segundo cuerpo mío, cerro sagrado que da sombra fresca, me mira porque sabe que te veo. No hay impaciencia en nuestra forma de integrar tu lejanía sino sólo una plataforma que más que distancia da perspectiva a la orgía de significados que es la vida…

  Será tu baluarte.

  Ella, como si hubieran añadido un nuevo miembro a su cuerpo, te tomará en sus brazos para dar altura a tu astillada identidad. Volarás despeinándote como todas las aves. Percibirás la transmisión de conocimiento afectivo mientras te eleva hasta situarte justamente ante su centro. Te sentirás por un momento vulnerable, pero así intuirás premonitoriamente que en este mundo escasean los puntos de apoyo.

  Cuando haga viento las cosas empezarán a volar pero aunaremos la fuerza de los tres para juntos asirnos al fundamento terrestre.

  Ella, que parece vivir atendiendo a alguna ley rítmica de la hermosura, sonríe ahora como derramando briznas de luz que se conviertan en las constelaciones que te guíen. No necesita a los burócratas del destino quien empezó a llegar en cuanto inició el viaje…

  Por eso cierta sonrisa incipiente pone también en mi rostro una expresión colmada.

  Por eso deslizo contenido emocional en lo que escribo como el arpista que, entregado, cantara los salmos de otro.

 

 

 

 

Luis Artigue, “La noche del eclipse tú”. Visor colección de poesía. Madrid 2010

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s