Él ha elegido el siguiente poema, uno de mis preferidos. Gracias por las palabras y por el abrazo, Kebran.

 

 

 

XXV

 

Las palabras que un día escribiste,

las que han perdido ya su sentido y las que son

antiguas y a la vez son bellísimas.

 

Las palabras que merecen ser olvidadas

y las bocas que tan bien pronunciaban

aquel ritmo monocorde,

ya – nadie – más – te – espera.

 

Las palabras más sucias, las que aún ignoro

cuando estoy desvelado, y las palabras

que traicionan con su ternura y su pánico.

Las que tendrás que callar porque alguien

va a salir martirizado de esta queja.

 

Las tremendas palabras, las que no están.

 

 

 

 

LUIS MIGUEL RABANAL.

Editado en LOS LIBROS DE CAMPARREDONDA

 

Publicado por KEBRAN  

viernes, julio 09, 2010

1 comentarios:

 

 

-En Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s