Margarita Merino me prometió en su día algún inédito para este blogín. Y no ha podido ser, qué pena. Aprovecho y reproduzco el texto que ella le dedicaba a mi querida Eloísa Otero hace unas semanas en Isla Kokotero. A las dos, gracias.

 

‘Retrato’ (de kokotera), por MARGARITA MERINO

 

 

 

MEIGA DE LAS NANAS

 

Mi prima favorita irradia llamaradas

con su pelo de fuego.

Hay sal y musgo fresco en su figura

de mujer: mezcla de mar, metileno

travieso, lluvia menuda,

caracola viajera al son del ser.

Te abraza desde la lejanía

con los dedos del aire

y entre los continentes

el océano no basta para ocultar

las chiribitas azules

de sus ojos entrecerrándose

al reír,

aunque penda una lágrima

que sorbe hacia un paisaje norteño

de memoria y ungüentos. 

Eres niña de azúcar,

caramelo tu urdir las palabras con gestos,

roca y marea, susurro en el hogar,

celta y jugosa tu alma

compasión.

Hoy he estado buscando tus huellas en la arena,

sola al relente, perdida entre la bruma,

y has encendido el faro potente de una luz edredón:

poso en la mesita una bala de plata.

Ay Isla Kokotero, irmā que não ten

fálame quediño da saudade en galego,

arrólanos rumorosa meiguiña doutra terra querida,

axóuxere, misterio, do lar da miña nai.

No te pierdas jamás de este calor tan rico

que das a los demás:

Eloísa Otero, pra ti ergo uma rosa.

 

 

 MARGARITA MERINO,

  junio 2010, Tennessee

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s