Fernando, en esta ocasión con un poema. Gracias.

 

 

jueves 29 de abril de 2010

 

Hace poco comentaba mis impresiones sobre Mortajas, aquí os dejo un poema de Luis Miguel Rabanal escogido al azar, con su correspondiente ilustración (si te apetece verla, clic).

 

 

 

Vienen y se van

como las tinieblas

y la enfermedad que no te concernía.

Historias sutiles de desprecios.

 

La dulce proporción de amor

y tristeza, tus pasos atenuados

por el gigante rubio del otoño.

Con solicitud te señala

el sexo dentro de su boca.

 

Vienen y se van

vencejos laboriosos,

te pones colorado cuando gritas

para inventar palabras.

 

 

Publicado por Fernando del Busto en 18:26   Etiquetas: Poema

0 comentarios

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s