Mercy

 

Muere tanta gente allí.

No me gustaría ser una princesa en Bagdag.

Mil y un días sin sus mil y una noches.

La Ciudad de Bronce para soñar que alguien contará cuentos.

La princesa que todas las noches recoge, harta de recoger todas las noches, la cocina.

Y luego cuenta cuentos de Ariana sin d a sus niños grandes, y los lleva de madrid al desierto de manjatan.

Y los niños en las calles desiertas de manjatan, tan llenas de gente como granitos de arena, practican su inglés tipo road scholars.

Y se duermen felices rodeados de los cuentos Ciudad de Bronce.

Sin embargo, algo no encaja. Siempre llueve para el hombre aislado que vive en la isla de manjatan mientras Leonard Cohen canta a lo lejos, demasiado lejos.

Y la ciudad bagdad todos los días tiene sangre.

Algo no encaja. La princesa. La cocina. La sangre. El hombre solo. La isla. La ciudad.

Oh, lover, lover, lover, canta Cohen.

 

Para L.M.R.

 

 

 

MJ Romero, "Tiempos". Ediciones Angelicales. PDF abril 2010

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s