Oda elemental con un cierto eclecticismo

Parece que fue ayer y sin embargo es mentira.
Las tardes de desordenada pasión,
las tardes de gritos en la penumbra inolvidable del hotel,
sin remedio se han ido.
No obstante tú también has ganado, en estos años,
peso.

Es costumbre de los buenos amantes tergiversar las cosas,
decir que fue siempre añil este cielo negrísimo
y sus labios más rojos que los labios menores de una bruja,
o mismamente argüir que el amor, nuestro amor,
no lo olvides, se llevó por delante mandolinas y empresas
de actividad sospechosa y no excesivamente rentables.

Y qué decir de nuestros adorados hijos,
el casi desolado fruto de tantos desvelos,
Mario el mendaz y Carla la modelo.
Aquí están mirando cómo de bien envejecen
con lentitud tu rostro
y tus manos que amé tanto a la hora del más dulce infarto.
Me observan con asco y sé comprender esa inquina profunda.

Ya nada en nuestras vidas tendrá, amor mío, arreglo.
Todo se ha vuelto aún más difuso
y los libros de Faulkner que quedaban los extraviaste
en algún rincón de esta casa improbable.

Guárdate de mí como de las heladas.

Tres inhalaciones en Ojalancia

Rabanal_tres_Inhalaciones_alta

.

UNICA ZÜRN SE ENTRETIENE CON MUÑECAS Y TRAPOS

¡Es paralítico! ¡Qué suerte!
U. Z.

Las poetas fingen ser execrables
cuando sangra la noche, se secan los muslos
con toallas prácticamente mojadas
y hacen del amor canciones de Dylan o cuerpos
enfrascados en escoria y escrúpulos.

Las poetas se encaraman a armarios solemnes
esos días de grima o se asoman al balcón
como niñas absurdas y cierran sus ojos
desde otros ojos cansinos sin apenas saborear
alegres la sidra del tiempo.
Las poetas han dejado para mañana sus cabases
pintados y los chalecos de punto.

Las poetas gritan de goce al sonar la hora
igual que gritan los chicos de clase de griego.

Las poetas se ofuscan en bazares umbríos
donde cambian diarios por brotes de soja
interminable, llevan en sus bolsos el azúcar
diverso de los desencuentros y sacan conclusiones
de la vida como si la vida ya no estuviese.

Las poetas se suicidan de pie como heroínas
de musgo.

.

Gracias, Ernesto. http://ojalancia.blogspot.com.es/2014/10/unica-zurn-se-entretiene-con-munecas-y.html

Un poema de John Berger

PALABRAS EMIGRANTES

En un puñado de tierra
he enterrado todos los acentos
de mi lengua materna
allí yacen
como agujas de pino
reunidas por las hormigas
Puede que algún día el llanto balbuciente
de otro vagabundo
las incendie
entonces caliente y consolado
oirá toda la noche
la verdad como una nana

.

De “Poesía”, Círculo de Bellas Artes, Madrid 2014

El ladrón de sentimientos

Sin perdones

Los silencios que presagian lo gastado
del delicado corazón
y quizás los que has usurpado,
pero no puedes llegar
y querer aprender en este día no propicio,
en el no despertarás, ni ante el reclamo
lleno de fachadas ni ante las contradicciones entre
máscaras de miedo abstractas sin más verdugo que
uno mismo,
porque el amor deshabita con garra suave
y amordaza silencios.

***

Te sueño tan profundo que a veces charlo con la muerte.

.

Felipe J. Piñeiro, “El ladrón de sentimientos”, Eolas Ediciones, Col. Eria, León 2014. Prólogo de Vicente Muñoz Álvarez.

Tres inhalaciones en Trianarts 3

Rabanal_tres_Inhalaciones_alta
.

CESARE PAVESE SE CANSA DE ERRAR

la mujer le muerde los cabellos
C. P.

Los poetas adquieren rutinas curiosas
a lo largo del día, estudian con ahínco
la brevedad del ser y otras maravillas muy útiles,
se portan mal como nosotros
lo habíamos planeado una vez en los baños
del cine.

Algunos incluso sobreviven dictando
sonetos, oh jovial infiernillo, a la obtusa
memoria del magnate del ocio.

Los poetas se aplastan la frente contra lexemas
dorados y no dicen ni mu, pero a veces recuerdan
también que tuvieron en sus labios una clara
percepción de haber sido otros.

Los poetas se hincan cristales en las entrañas
los domingos con poca angostura en tanto,
en la jaula del segundo, el ruiseñor, luscinia
megarhynchos, entona en silencio.
¿No es reconfortante esta impetuosa equidad?

Los poetas orinan en sus manos en sueños.

.

Gracias, Concha. http://trianarts.com/luis-miguel-rabanal-cesare-pavese-se-cansa-de-errar/

Poema del glotón

Se toman las grageas y se machacan en un plato azul,
correctamente, sin locuras.
30 somníferos.
30 relajantes musculares.
30 analgésicos o así.
Agregar una cucharadita de sal de frutas, por eso de la
acidez, para no sentir tantísima plenitud más tarde.
Se trata de encontrar a alguien que me lo ponga en la boca.
Y acompañar de muchísima agua, agua de fuego a ser posible.

Ojalá seas tú.

Tres inhalaciones en Rick’s Café

Rabanal_tres_Inhalaciones_alta
.

Agravios comunes
que reseñar en días
hermosos. La mueca
borrada por el sicario
atroz que huye, dedos
que abundan en la
tráquea del cadáver.
Sabrás de mí cuando
claree, manos que no
te corresponden al
irrumpir en la casa.

Luis Miguel Rabanal, “Tres inhalaciones”, Amargord 2014

.

Gracias, Manuel. http://www.rick-cafe.com/?sc=5&ida=76 y aquí otro poema: http://www.rick-cafe.com/?sc=5&ida=70

Jacques Prévert

CET AMOUR

Cet amour
Si violent
Si fragile
Si tendre
Si désespéré
Cet amour
Beau comme le jour
Et mauvais comme le temps
Quand le temps est mauvais
Cet amour si vrai
Cet amour si beau
Si heureux
Si joyeux
Et si dérisoire
Tremblant de peur comme un enfant dans le noir
Et si sûr de lui
Comme un homme tranquille au milieu de la nuit
Cet amour qui faisait peur aux autres
Qui les faisait parler
Qui les faisait blémir
Cet amour guetté
Parce que nous le guettions
Traqué blessé piétiné achevé nié oublié
Parce que nous l’avons traqué blessé piétiné achevé nié oublié
Cet amour tout entier
Si vivant encore
Et tout ensoleillé
C’est le tien
C’est le mien
Celui qui a été
Cette chose toujours nouvelles
Et qui n’a pas changé
Aussi vraie qu’une plante
Aussi tremblante qu’un oiseau
Aussi chaude aussi vivante que l’été
Nous pouvons tous les deux
Aller et revenir
Nous pouvons oublier
Et puis nous rendormir
Nous réveiller souffrir vieillir
Nous endormir encore
Rêver à la mort
Nous éveiller sourire et rire
Et rajeunir
Notre amour reste là
Têtu comme une bourrique
Vivant comme le désir
Cruel comme la mémoire
Bête comme les regrets
Tendre comme le souvenir
Froid comme le marbre
Beau comme le jour
Fragile comme un enfant
Il nous regarde en souriant
Et il nous parle sans rien dire
Et moi j’écoute en tremblant
Et je crie
Je crie pour toi
Je crie pour moi
Je te supplie
Pour toi pour moi et pour tous ceux qui s’aiment
Et qui se sont aimés
Oui je lui crie
Pour toi pour moi et pour tous les autres
Que je ne connais pas
Reste là
Là où tu es
Là où tu étais autrefois
Reste là
Ne bouge pas
Ne t’en va pas
Nous qui sommes aimés
Nous t’avons oublié
Toi ne nous oublie pas
Nous n’avions que toi sur la terre
Ne nous laisse pas devenir froids
Beaucoup plus loin toujours
Et n’importe où
Donne-nous signe de vie
Beaucoup plus tard au coin d’un bois
Dans la forêt de la mémoire
Surgis soudain
Tends-nous la main
Et sauve-nous.

.

JACQUES PRÉVERT (1900 – 1977)
de su libro “Paroles” (1946).

Dos poemas de “Cerca de la herida”

FUNERARIA DE GUARDIA

Y nadie suena, o quema, o hiela, o llama
en esta noche
en la que
como en casi todas
soy poeta de guardia
Gloria Fuertes

Por si se ahorca un perro en algún arrabal de la luna,
por si se cae un niño de su balancín de oro
y al despertarse es ya la tristeza oficial que le inculcan,
porque la noche no abre ningún reino del reposo
sino el viático febril de los desesperados,
permanezco en vela para contar las pastillas del suicida,
componer responsos, elegías al minuto,
cerrar párpados de par en par o encolar tablones de ataúdes,
enterrador con caché, tanatopráctico diplomado
o simple funcionario que bosteza mientras anota el registro
de las vidas que nutren el fondo de los desperdicios,
llámame, estoy en la inminencia de la morgue
a un paso de los borrachos que dejan siluetas de tiza en los cartones,
y el lecho donde brota el semen del odio,
aquí cada noche, como un centinela turbio,
a pie de cicatriz y flor de alba herida,
guardando tu flaqueza mientras duermes
y tu miedo humilla manifiestamente la vida para pactar
el decreto ingobernable de derrota
que alienta en el naufragio de otro día.

.

ANSIOLÍTICOS

¿Quién dice
que vivir requiere valor?
Dame tu abismo,
lo acolcharé de sueño.
Wislawa Szymborska,
“Prospecto”

Blanco, redondo,
tiene delicados dedos de niña
para mezclar pájaros con acuarelas
y ofrendar la piedad en los párpados de los muertos,
abre los pentagramas de la calma,
inventa nubes, toboganes de gasa
y valles con garabatos de morfina
donde se mece en su espesor la nada,
en esta rosa letal de sanatorio
se consuela la vida de su pérdida,
de su urgencia de sangre para el corte,
y vuelve tu tiempo intacto a su empeño
con el amparo de una doble bendición:
la de sobrevivir,
y la de abotargarte en carne de niebla la conciencia
por si te tienta preguntarte para qué.

.

Rafael Escobar, “Cerca de la herida”, Ediciones Tigre de Papel, Madrid 2014. Prólogo de Miguel Ángel Rubio.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 89 seguidores